El diagrama de Gantt

El diagrama de Gantt es la metodología de gestión de proyectos por excelencia.

En él se reflejan las actividades en las que el plan de proyecto se basa, adscritas siempre a una variable tiempo para una consecución ordenada. En el diagrama de Gantt se establece una línea de tiempo eficiente que representa:

• Eje vertical: actividades que hay que llevar
a cabo.
• Eje horizontal: unidades de tiempo en las
que se desarrollará el proyecto.

El éxito al trabajar con el diagrama de Gantt reside en la preparación previa. Este trabajo ha de facilitar una previsión realista del tiempo y los recursos. Los detalles aumentan las posibilidades de la función de análisis aunque, sin embargo, no conviene excederse a riesgo de perder manejabilidad en la herramienta y alejarla de su propósito

El seguimiento también es importante cuando se trabaja sobre el diagrama de Gantt. Esta técnica requiere de actualización continua para planear posibles ajustes y puede completarse con la previsión de recursos para conseguir un análisis con mucho más alcance.

Entre las ventajas del diagrama de Gantt para la gestión de proyectos destacan:

• Aporta una visión global de todo el proyecto,
libre de detalles, pero que condensa mucha información.
• Su configuración es sencilla, algo que aumenta
su eficacia.
• Supera a otras técnicas y métodos de gestión de
proyectos por su fuerza visual, que la hace un
importante instrumento de comunicación al facilitar
la colaboración entre las personas implicadas
en el proyecto.
• Fomenta la detección prematura de faltas de
alineación al sentar las bases de un entorno colaborativo
efectivo.

A medida que el proyecto se hace más complejo puede ser necesario complementar esta técnica con otras; no obstante, elegir el diagrama de Gantt como punto de partida es muy buena opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *